24.11.14

De Madrid, al cielo

Plaza del Sol, Arbol de Navidad
amigas en la calle, Madrid
Fuente de Chueca
Spanish wall details
Gran Via, Madrid
Pablo de la Torre, detalle bordado
escaleras
ZARA home interior details
gorgeous couple in sofa
neon sign 2
metro madrid banco de españa
instagram gallery
smiling girls in sofa
oso y madroño

Pese a que el AVE salga un poco caro, pero bien invertido para pasar un finde con amigos.
No hay nada como estar con tu gente, especialmente cuando te quedas dos meses de Rodriguez.

19.11.14

Numbernine

wineryarts numbernine
9.9.2009 - Numbernine by Winery Arts

Mi madre a veces, me recuerda que soy un poco especial. Nada anormal, un poco fuera de lo común, siguiendo su estela. Sin llegar a ser insportable, sólo especial. Supongo que entre esas rarezas se encuentra el que me guste comprar en tiendas pequeñas, aunque a veces salgan un poco más caras. Lo veo una manera de contribuir al desarrollo de la economía local y de recibir un trato más personal.

Vivo cerca de un gourmet maravilloso en Málaga. Aunque no pase tan a menudo, el dueño me llama vecina y me recomienda vinos, en los días que me dejo aconsejar. Si hace unas semanas probé el "6 del revés" hoy me tocaba probar el "número 9" que me llama mucho la atención.

Porque el número 9 para mí, es algo muy especial. Nací el 27 de Septiembre, de pequeña vivía en el tercero del número 27 y de adolescente, en el tercero del número 54. En Suecia me alojaba en la habitación 18 y es posible que nos mudemos a otro tercero, de otro número 27. De alguna manera, como si toda mi vida hubiera estado relacionada con múltiplos de 3, de 9 o de ambos. Quizás por eso, desde niña me he sentido asociada a esta cifra.

Llamadme supersticiosa, pero es que el 9 es mi número de la suerte. 

De ahí que resulte tan gracioso leer la etiqueta de Winery Arts, una bodega que produce en una selección de viñedos viejos de baja producción desde las laderas del Moncayo, en Aragón. La botella reza que "el 9 representa el saber supremo en diversas culturas, por representar el triángulo ternario (corporal, intelectual y espiritual)"

Lo que hace a este vino tan especial, es el haber sido recolectado el 9 de Septiembre del 2009. Día en el que yo estaba más o menos como hoy. Sola en casa, con Enrique en Dallas. Volver la vista atrás me llena de nostalgia. Cuando recogían esta uva, acabábamos de comprar el piso de Suecia, mi primer iPhone y pronto correría mi primera media maratón. Empezaba la vida adulta, con responsabilidades de verdad y la afrontaba con ilusión, con muchas ganas de ver hasta donde podía llegar.

A punto de acabar el 2014, me pregunto dónde se quedó toda esa energía, de la que no queda rastro ya. Sueños rotos, escepticismo, sustos de muerte, trompicones, decepciones, desacuerdos, soledad. Trato de remontar, de centrarme en lo positivo, pese a que en el fondo de mi corazón, lo único que este año me ha dejado, son unas ganas tremendas de pasar página, de olvidar.

Ganas de volver a ese 2009 mágico, cuando todavía era capaz de soñar. 

14.11.14

La soledad

fringed boots by ZARA, leather skirt by Acne
Throwback Tokyo, 2012.

Byakko y yo, nos hemos quedado solos en casa hasta Navidad. Con el dedo roto, sin poder andar, en silencio desde el momento en que sales de trabajar, te da mucho tiempo a pensar. En el tiempo, en la soledad, en cómo te sientes bastante más aislado aquí, de lo que te habías sentido nunca, a miles de kilómetros de tu país natal. En lo que echas de menos, la vida Made in Japan.

Las grandes urbes se clasifican a veces de solitarias, cuando no lo son tanto en realidad. De hecho, ver a gente "sola" haciendo cosas, es muchísimo más común en Estocolmo o en Tokyo, que en Málaga, donde si no vas en grupo o acompañado, parece que eres el raro y la gente, como que te mira mal. En una ciudad grande, hay mucha gente sola. Lo que conduce a que presentarte como individuo sea  precisamente el antónimo de soledad. Los cafés tienen mesas de uno o barras contra el cristal, dejarte caer por uno de ellos con tu libro u ordenador, es lo más normal. Igual con las tiendas, restaurantes o bares - especialmente aquellos sobre los hoteles de lujo en la ciudad. Están plagados de gente sola, es lo más normal.

Ni en Estocolmo ni en Tokyo me había sentido jamás así de "aburrida". Pese a estar sola bastante a menudo, me daba igual. Era salir a la calle, sentir la energía, la naturaleza, la gente, el arte, la gran ciudad... Me llenaba, me daba la vida. Aquí es cierto que tenemos el mar... Y poco más.

Las urbes están plagadas de gente que "no es de allí" y que a falta de un grupo de amigos sólido, está mucho más dispuesto a hacer cosas y abierto, en general. Es lo que vemos en la gente que hace MBAs en US o en la burbuja de extranjeros, que en Asia es bastante grande y amigable. Pese a estar más o menos aislado de los locales - salvo honrosas excepciones, los extranjeros del lugar se agrupan y se convierten en tu segunda familia, dentro de la burbuja expat.

Hay quien piensa que la gente en España "es más simpática" pero en realidad hay de todo - como en todas partes - y principalmente, depende mucho de la situación de cada uno. Quien reside en su ciudad natal, con su familia y amigos de siempre, no tiene demasiada necesidad de meter a nadie nuevo en su vida. Hay honrosas excepciones, pero es normal que la gente se centre en su grupo y pare de buscar (por razones obvias). Algo que dificulta las cosas, para los recién llegados.

Ayer lo hablaba con mi profesora de yoga, que pese a ser Malagueña ha vivido en Madrid & Barcelona mucho tiempo "... mudarte a Málaga, es duro. A veces piensas, pero qué hago yo aquí?" simplemente ver que una persona se siente exactamente igual que yo, que no me mira como si fuera un marciano por expresar mi desconcierto, es reconfortante. No arregla mi situación, pero a la vez, no me hace sentir cual demente o bicho raro, que suele ser lo habitual.

Tras un finde bastante negro, me encomiendo a San AVE, que obra milagros. Cuestión de un billete, 3h de viaje y... Tachán!!! Madrid te espera plagado de amigos con los brazos abiertos y mil planes que me hacen super ilusión!!! Allá voy!!! (^_^)

12.11.14

Beyond the mall.

barefoot kids selling newspapers at the traffic light of central Jakarta

Si hace poco os hablaba del maravilloso shopping en Jakarta, hoy os dejo una imagen que muestra la otra cara de la misma moneda y resume la realidad de la mitad de la población en Indonesia. 

Estos hermanos venden periódicos en el cruce donde paro a diario, venga de la oficina o del centro comercial de al lado. Hay una rotonda, en la que todos los coches se ven obligados a parar. Pese a los cristales tintados se acercan a la ventana y te miran fijamente, porque saben que todos esos todo-terrenos y mono-volúmenes los conduce un chófer, que lleva a alguien con cierto poder adquisitivo a casa.

Esta foto la hice un Sábado, que casualmente era la víspera del EID Al-Adha, una festividad musulmana en la que se sacrifican vacas y cabras, para repartirlas entre los pobres. Suerte que la vaca a bordo, distrajo a los niños momentáneamente, librándome de la incómoda situación que crean los ojos de una niña de la edad de mis sobrinitas, clavados en los tuyos. De qué sirve comprar un periódico? Cuando el problema tiene una escala mucho mayor y una solución más compleja.

Los niños descalzos en la calle, la ausencia de metro en una ciudad como Jakarta, los excesos y el lujo que se observa en los sitios exclusivos, son síntomas de que el tigre de Asia tiene garra, pero la riqueza que genera no se distribuye uniformemente entre la sociedad.

El consumo crece un 4% al año en media, pero lo hace en un 6% para los más ricos y en un 1% para los más desfavorecidos. Esto indica que el crecimiento sirve para que los ricos se hagan más ricos y la situación de los más pobres, mejore muy lentamente. Algo que se observa a la perfección en el mall, donde tras codearte con señoras cubiertas de Chanel, observas a los niños sobrevivir en la calle.

La pobreza no está distribuida uniformemente en el país, hay zonas muy pobres (Papua) y zonas que sufren menos (Kalimantan - en la isla de Borneo), pero aún así es pasar del 25% al 7% para acabar  en 12% de media.

El 70% del GDP de Indonesia viene de una economía sumergida, de vendedores de fruta, brochetas o flores en la calle. Gente que no está regulada, que no tiene derecho a atención médica - porque no hay Seguridad Social y los seguros privados son demasiado caros - y que simplemente, sobrevive como puede. Los índices de pobreza van bajando, porque la gente pasa de trabajar en agricultura a trabajar limpiando un hotel. Pero bajarían mucho más, si entraran en industria. Algo que no va a pasar, porque no hay inversión en infraestructura, ni incentivos, ni leyes laborales algo más flexibles, que permitan a las fábricas locales ser competitivas. Ni tan siquiera la agricultura puede ser competitiva, por la falta de carreteras y puertos de carga en zonas rurales.

Según Amartya Sen (Nobel Prize Winner, 1998), la pobreza no se mide por los ingresos sino que se caracteriza por la falta de acceso a 3 factores básicos:
- Nutrición (medida por la proporción de niños de menos 5 años bajos de peso)
- Sanidad (medida por el % de nacimientos sin profesionales)
- Educación (medida por el % de mujeres analfabetas)

En 2012, el World Bank reportaba un 75% de trabajadores en el sector informal; más del 50% de las familias pobres dependiendo de la agricultura; 16% de analfabetismo; 50% sin acceso a agua limpia; 25% de niños desnutridos menores de 5 años, en un país sin infraestructuras de transporte ni gobierno que utilice la explosión económica como herramienta para el cambio.

A principios de este año, el gobierno abarató la gasolina, en lugar de incrementar los impuestos en ella, para poder invertir en sistemas médicos, en transporte, en infraestructuras que faciliten un crecimiento económico a largo plazo y una distribución de la riqueza algo más uniforme. De la corrupción que inunda el sector público, ni hablamos - bastante tenemos con lo nuestro.

Esperemos que con el nuevo presidente del Gobierno Indonesio - quien también tiene su casa blanca en el centro de Jakarta, cambian las cosas tanto como ha prometió al asumir el poder, el mes pasado.

10.11.14

La urraca

statement jewellery from Dannijo, Lulu Frost, Mawi, Anton Heunis and Radà


Me llamo Claudia. Soy adicta a los statement earrings.

Todo empezó en la boda de Stina, donde perdí uno de mis queridos pendientes barrocos de Bimba y Lola quedándome cojo el conjunto. Meses después, tenía que asistir a una boda tradicional Japonesa, a la que me había invitado un amigo del trabajo. Así que me lancé a la busca y captura de unos sustitutos, lo que resultó en mi primera adquisición de Dannijo, unos pendientes largos con turquesas y piedras multicolores, que además de ser un accesorio #invitadaperfecta animaban los oscuros outfits que exige trabajar de cara a Operadores de Telefonía en Japón, como buen salaryman.

Con estos pendientes, descubrí Tomorrowland, una tienda multi-marca en Tokyo con la mejor selección global de accesorios y ropa de la que he hablado ya varias veces, porque no os la podéis perder si visitáis la ciudad. Lo cual me traería grandes adquisiciones y agujeros en la tarjeta a partes iguales.

statement jewellery from Dannijo, Lulu Frost, Mawi, Anton Heunis and Radà
De arriba-izquierda en el sentido del reloj, dorado y multicolor de Radà; azul-gris de Anton Heunis, dorado de Mawi; Cruz (azul y naranja) y Ryder (turquesa) de Dannijo, pulsera de Lulu Frost.

Aparte de Dannijo, su selección incluía piezas de Lulu Frost, Miriam Haskell y otros diseñadores interesantes, aunque menos conocidos, como Radà una firma italiana (un poco al estilo Dr.Vranjes) que vende principalmente en Asia y en Italia. El tiempo fue pasando y la colección, aumentando con cada subida de sueldo o bonus de esos que te permiten darte un capricho, sin mala conciencia. Dannijo y Lulu Frost empezaron a subir de precio, con el desplome del YEN. Por lo que otras firmas más económicas, como Radà, lo usaron como oportunidad para entrar con fuerza en el mercado Japonés.

Al marcharnos de Tokyo, empecé a mostrar síntomas de abstinencia. Echaba en falta dar una vuelta por el Tomorrowland de Shibuya. Las dependientas me trataban genial y entrar... Era como un paseo por las páginas del VOGUE accesorios. Hacen pop-up shops de creadores en diferentes áreas (desde bombones hasta broches, pasando por perfumes y sombreros), decoran toda la tienda con originalidad y te abren a nuevas tendencias, con tan sólo observar su escaparate. Sin embargo, he descubierto que los viajes suelen ofrecer oportunidades de encontrar statement souvenirs que añadir a la colección.

Este año han entrado muchos spikes en mi vida. Serán los encontronazos de venir a España, que los manifiesto en mi selección de accesorios.

En Viena, durante una tarde muy divertida de compras mano-a-mano con Blanca, encontré unos pendientes de Anton Heunis a buen precio. Irónicamente, pese a ser una firma española, no la había visto por Málaga. Así que no dudé en llevarme estos pendientes en azul y gris plomo, una combinación que me faltaba.

En Jakarta, me hice con mis primeros MAWI. También con spikes, con ópalos. La verdad es que pesan un poco, pero quedan genial cuando los combinas con un total look en blanco.

Supongo que lo que más me fascina de los pendientes grandes es la energía que transmiten, son capaces de redefinir cualquier combinación minimal (blanco, negro, azul, jean) en algo personal.

Y vosotras, tenéis fijación con algún accesorio en especial? Contadme!!



statement jewellery from Dannijo, Lulu Frost, Mawi, Anton Heunis and Radà

7.11.14

Mijas

mijas burrotaxi

Mijas is the largest white village in Málaga. Conveniently close to other large towns like Fuengirola or Marbella, it is actually scattered among different areas, some in the mountain, some by the sea of in between. Today we take a walk around Mijas Pueblo, which is the place where it all started thousands of years ago, when in 900 BC the Phoenicians put down rooms in this fertile land in the mountain, watered by small river. Romans, muslims, catholics would come later, but the city remained on its advantageous position, between land and sea.

mijas monument to japanese people

Mijas is a very multinational place, where 40% of its residents are actually expats. From retired Brits and Germans, to adventurous Sri Lankans, everybody is welcome and finds its place within some cute white walls. Also notable is the affluence of Japanese tourism, literally EVERYTHING is translated for them.

monumento al burro de mijas

Mijas has recently been on the news because of corruption of its major, who raised his own salary to 126000€ per year i.e. the best paid major in Spain. But despite this, it is very well worth a day trip to wander around the streets and pet the donkeys or ride the traditional burrotaxi which originated in the 50s as many land workers would return home riding their donkey. Today, there is whole system to make sure that the animal does not take more load than what he can handle, a donkey-parking on the shadows, etc. But still, I cannot help feeling sorry about them... 

Nevertheless, Mijas is an awesome day-trip to cool down from the beach and become more familiar with the rich culture of Andalucia, as there's much more to it than beach, jamon and sangría.

PS: I guess you can recognize Michael from our Madrid Tour. Let me introduce him. Born in Malaysia and raised in Australia, he is our very good friend from Japan. To spend some months in Sweden for work - yes he was also in Trädgården - gives him a chance to explore Spain. The trip to Malaga was his first time in the country, but he didn't hesitated to come back a month later for my birthday in a new city to discover!! Guess he liked it.

PS2: Sometimes we are terrible realizing the wonders of our own country, we travel far to find more or less similar things we didn't know even existed. I am all for long-haul but when you are limited in terms of time, budget or both... National travel can be a memorable alternative.

parada de burrotaxi en mijas
ermita de mijas
mirador de mijas
andalusian pottery in Mijas
riding burrotaxi in Mijas
mijas map in Japanese
mijas hotel
mijas views
mijas views
mijas bar
tasty lunch in Mijas
mijas white houses
muros blancos maceteros azules en Mijas
cabeza de burro, artesanía de rafia en Mijas

5.11.14

Batik

batik sarong

Strictly speaking, batik is just the name for the technique of printing textile using wax. The artisan draws using a pointed tool or deposits the wax with a copper stamp. Since the wax is dye resistant, it is possible for the artisan to soak the cloth in different colors and selectively dye the textile. Wax is then removed with boiling water, so he can continue dying with as many colors as desired.

Batik in Indonesia, is much more. It is the print style that represents the nation, where colors and patterns are sometimes associated with families or even the royalty - the latter are actually forbidden to wear by the rest of the population. Indonesia was occupied by Dutch from 1602, formally nationalized Dutch colony in 1800. Dutch ruled until 1942, when the Japanese expansion in the Pacific took over Indonesia. After their surrender in 1945, Indonesia declared independency. It is also possible to see traces of this occupation in some print designs including Japanese designs (like sakura blossom)

Besides National Batik Day - which actually took place during my visit, company employees are encouraged to wear Batik every Friday. So you can imagine everyone, from the CEO to the cleaning lady, covered by colorful prints. Foreign companies with premises in Indonesia also adhere to the local custom, so it is double fun, with the average Joe or the blonde Svensson, dressed in print.

various batik prints for sale in Jakarta shopping mall

Batik is traditionally sold in 2.25m length which can be used for sarong. It can be worn in 2 ways, either wrapped around the hip or made into a hat, which is called blangkon. The pattern of the cloth can be the same throughout the cloth or divided into sections, so that different parts appear when it is twisted around the body.

clothing and other accesories made with batik

It is possible to find clothes already made with Batik, but generally speaking it is not cheap, at least in the malls of Jakarta. so I wouldn't recommend to buy clothing as souvenir (unless you buy it for you or for someone who is really keen on color), otherwise it may very well end up as Halloween costume to play a 70s hippy. However, scarves, pareos, bags or pouches can be much more attractive for the western fashionista on the quest for exotic accessorizing. It is also possible to find home items, like cushions or tablecloth in Batik, which pair nicely with wooden bowls and cuttlery which is increasingly popular.

Did you like Batik? Where would you wear it or use it? Leave a comment (^_^)