• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

5.9.09

4 kg.


Tú me ves sonriendo con mamá. Yo, un culo enorme que no arreglan los True Religion.

Resulta que los 4kg que he cogido, sin enterarme, a lo largo del año, pesan más de lo que parece. Cuando vuelve el frío, de repente los pitillos no te cierran. Recuerdas las copas, las ansiedades pagadas con dulces compulsivos, las culpas a los demás, el autoengaño (típico porque hoy no vaya al gym, no pasa nada...) y los amargos lamentos que sobrevienen al enfrentarte a aquellos que no mienten nunca pero reflejan la acumulación de errores pasados.

Víctima de tu propia falta de autocontrol, te das cuenta de que, te has cargado una de las pocas cosas que te hacía ilusión - hacerte con el último bodycon dress del H&M, probártelo y verte más o menos bien con él - de que, tanto control del resto de tu vida (responsabilidades varias desde comprar hasta pagar facturas, desde cumplir con tus objetivos en el trabajo hasta hablar sueco) te deja descontrolada al terminar el día. Superas el terror a cenar con una copa de tinto para pasarte las noches levantándote, medio sonámbula, atracándote y desesperándote a la mañana siguiente por que, lo que has hecho carece de sentido.

No consigues canalizar la ansiedad que las avergonzantes consecuencias de tu IBS crea y terminas asqueada de tí misma, insomne, incapaz de enfrentarte al espejo, sin ganas de nada ni de nadie. Luchas, ganas batallas y pierdes otras, pero todavía no has logrado que esta guerra termine con una cremallera cerrada y esa sonrisa interna del satisfecho consigo mismo.

Supongo que así se sienten muchas embarazadas, al despertar de la anestesia alienadas con sus nuevas formas. Sin embargo, lo mío no es bio ni lógico, así que debo encontrar una solución. No quiero milagros rápidos, sólo el bienestar sostenible que me acompañó hasta Junio, cuando la desgracia sobrevino...

Poco me importan los juicios externos. Como con todo lo demás que termina aquí, me hace sufrir y simplemente, necesitaba vomitarlo. La honestidad frente a los ojos anónimos es mi terapia. Dejar de esconderme en la oscuridad, empezar a afrontar mi realidad, en serio, de una vez por todas.

Aunque en España importe mucho el qué dirán, me siento afortunada, de hallarme a 15 días de conseguir ese svensk ID que me identifique oficialmente en este país de individualismo. Donde se saluda educadamente justo antes de volver a tu vida, donde eres dueño y señor, pones tus reglas y eres feliz si consigues vivir de acuerdo con ellas. Nunca me comparé con otros, nunca me importó lo que dijeran, pero no puedo aguantar traicionarme a mí misma.

(...)

Es sábado, brilla el sol. Siguiendo el consejo del señor que aparecía en la revista que regalan con la vårdguiden, me largo a por un largo paseo, que recargue pilas positivamente, pues ando algo baja de energía.
SHARE:

6 comments

Anonymous said...

Me encanta la moda, me encantan los blogs de street style, y me encanta todo ese mundo de tonterías que tan bien nos hace sentir, pero si tengo que elegir un sólo blog de todos los que existen, sin duda, me quedo con el tuyo.
Eres una tia apasionante, increible, con una voluntad de hierro aunque en estas líneas expreses que sientes lo contrario. Un ejemplo.
Personalmente pienso que estás mejor con estos 4 kilos que sin ellos, y te lo dice alguien a quien le gustan las personas muy estilizadas, pero es sólo mi opinión... tú tienes que estar como te encuentres cómoda.
Tú vomitas tus pensamientos, y yo los leo a bastantes kilómetros mientras intento terminar de una vez por todas el proyecto fin de carrera de arquitectura que anoche, sin ir más lejos, me hizo -una vez más- pegarme una buena llorera y comer helado.
Hoy es otro día... a levantarse y luchar.
Un beso.

Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...

Claudia, siempre he pensado que te exiges demasiado a ti misma. Está bien que pongas las bases para conseguir una meta, pero no te mortifiques de esa manera. Es más, a mi entender esos 4 kgs te sientan bastante bien, se te ve sana y tan guapa como lo eres por naturaleza. Dale tiempo al tiempo si quieres volver al peso de antes y disfruta de tu día a día, que lo tienes todo para ser feliz. No maximices un problema que no lo es tanto. Y te lo dice una que te lee y se siente identificada con muchas de tus palabras y con lo que dejas entrever de tu carácter.

Un abrazo

Anonymous said...

Hace falta ser tonta con lo inteligente que eres

Anonymous said...

Yo lo flipo contigo. Con lo guapa que eras cuando vivías en Zaragoza y se te veía lucir tipazo y modelito en el Cool, para luego quedarte flacucha, con la cara chupada, con aspecto enfermizo... y ahora que parece que vuelves a recuperar esa belleza que te caracteriza, tu te quejas por haber engordado 4 kg! mírate -y quiérete- un poco mejor, porque aunque engordaras otros 4 seguirías estando muy muy por debajo del peso medio de cualquier chica de tu edad. Y luego te quejas de que la gente "confunda" tu síndrome de colon irritable con anorexia... lo primero no afecta al coco, pero lo segundo si, y si de verdad te preocupan tanto esos 4kilos pienso que el problema puede estar más en tu mente que en tu sistema digestivo.
No hay más que ver las fotos tan divinas que ponías hace unos años en tu photoblog y la foto que tienes aquí en tu perfil y el en facebook, de verdad que no ves como ha empeorado tu aspecto? tenías una cara super linda y ahora yo sólo veo huesos, y lo siento por ti.
Cuídate muchísimo Claudia, que eres una chica que tiene mucho potencial, no lo dejes marchitar por no poder enfrentarte al espejo.

Anonymous said...

Yo también te veo genial así. También es muy bueno que te cuides, hagas deporte y comas sano, pero no te obsesiones con esos cuatro kilos. Sinceramente tienes una piernas que ya las quisiera, jejeje y estás muy guapa de cara con un poco más de peso. Piensa en cuidar tu salud y no tanto el peso. Viéndote en las fotos pareces estar muy estilizada y bien, así que si has engordado un poco y te ves más guapa... es porque estás más tranquila y feliz y eso es salud.
Un beso y cuídate!
Nilo.

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE