• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

22.8.12

Comiket, the otaku event.


Hoy damos una vuelta por Comiket, el mayor evento de manga y cosplay de Japón.



Tokyo Big Sight (東京ビッグサイト) es uno de los centros de convenciones más grandes de Tokyo. Situado en Odaiba, esa isla artificial convertida en área industrial y de recreo, acoge ferias tan grandes como Comiket (que visitan 500.000 personas en 3 días).

Así que nosotros, que siempre andamos dispuestos a meternos en un berenjenal nuevo aceptamos la invitación de Yohco. Porque para alguien que creció con Ranma 1/2, Olvier & Benji (que se llamaba Capitán Alas en Japón キャプテン翼) y Bola de Dragón, ver a tus héroes materializados en carne y hueso es una oportunidad que no puedes dejar pasar.

Sábado por la mañana, nos montamos en la Rinkai Line (Ebisu->Tokyo Big Sight) para empezar a alucinar.


Había mucha, mucha gente. La mayoría de los cuales iban disfrazados cual actores de ciencia ficción. Hacía calor, mucho calor. Pues no hay aire acondicionado que pueda con la masa humana y ese abrasador sol naciente.



Pasado el primer trago, llegamos a la zona del manga donde autores amateur llamados dōjin - que dibujan cual profesionales - venden sus creaciones. Que pueden ser spin-offs de mangas favoritos (i.e. Oliver se hace adulto y sobrevive como salaryman) o historias en las que los héroes masculinos son gay, para evitar dar celos a las lectoras (que pueden estar enamoradas de ellos y no se alegran de verlos con novia). Todavía me cuesta comprender el concepto yaoi.



De ahí, al área cosplay. Un cosplayer es un costume player, alguien que se viste de personaje manga para juntarse con otros cosplayer y fotografiarse mutuamente. Aunque para algunos adultos, se convierta en la excusa perfecta con la que retratar a jovencitas ligeras de ropa.



Goku & Piccolo andaban también por allí, haciendo las delicias de dinosaurios como nosotros.



50C al sol. Todavía no comprendo cómo el perro no falleció de deshidratación.



Observándoles, aprendes que tan importante como la vestimenta o más, es el tener una pose ensayada. El gatito es muy popular, pues hace a las chicas muy kawaii.



Muchos trajes son manufacturados, por ellos mismos, lo que los hace aún más impresionantes. Quiero decir, imaginas a este chico, cortando cartones todas las noches, tras salir de trabajar?



Wooooaoaaaaarrr! Está listo para la batalla, como no me deje de cachondear.



Un poco de Kakigōri (かき氷) o helado afeitado con siropes de fruta, para pasar el calor.



A estas las conoces, verdad? Sailor Moon!



Pose tétrica, mientras tu amigo el lacasito saluda desde el fondo.



Porco Rosso, un clásico del estudio Gibli.



100% integración.


Supongo que es imaginable la cantidad de paparazzis que la rodeaban.




Cuanto más inocentes, más deseadas. Ésta es una de las mayores diferencias en los cánones estéticos japoneses, en comparación con los occidentales. Mientras que en Europa, se lleva una mujer sensual, en Japón se busca una belleza aniñada, etérea, quasi infantil. De ahí la palidez, las prendas sueltas (piensa en gasas, vuelos y blusitas) y las puntas en tirabuzón.



As my friend put it, sad thing is to see people trying hard while they hardly get attention as they are neither cute nor young enough.



Naruto guys. Porque ellos también pueden maquillarse, sin despertar sospechas.



Bola de Pokèmon? Ojo que todo lo ve?



Millones de yenes en teleobjetivos. Esa minifalda que se agita con el viento, no tiene precio.



Atención a los puños del chico de la derecha, otro que pasa sus noches tijera en mano



Porco Rosso se cansó de tanto posar.



Una también andaba harta de tanta foto, la verdad.



Así que emprendimos el camino a casa, gracias chicos por un día genial!



Se disfracen o no, es cierto que el manga es un componente estructural de esta sociedad. A diferencia del cosplay, hay infinidad de adultos que leen estos libros en el tren. No es nada de lo que avergonzarse, ni tan siquiera semi-marginal. Algo tan natural como quien mira el iPhone o duerme, sin más.


Quizás… Ésta sea la magia de Japón, pues los adultos nunca pierden la capacidad de soñar con otra realidad.

PS: If you are curious about otaku but tired of all nerd-driven sites, check Yohco's one out. I feel it's a refreshing way of telling some good Japan stories.
SHARE:

No comments

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE