• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

12.3.10

Next stop, Beijing.

Ha sido una semana dura.

Todavía en shock por todo lo ocurrido, culpándome por mi estupidez cada vez que cierro los ojos, cansada por el viaje, por unas vacaciones en las que hubo de todo menos Dolce Far Niente, luchando en una oficina donde todo parece haberse vuelto del revés, con un móvil que apenas funciona, hablando con mamá de la telenovela que tenemos montada en casa. Súmale el deshacer maletas, el cambiar los 30C por -5 y las vacaciones por el stress. Divídelo por la presión que te imponen las recientemente adquiridas responsabilidades. Y qué te queda? El Business Trip a Beijing el viernes 19. Para el que, obviamente, hay mucho que leer.

Que nadie te paga las vacaciones gratis, es una empresa y si vas... Tiene que compensar la visita.

Se me acumula la ansiedad. Me he pasado ratos llorando en la oficina. Esos momentos en los que la situación, simplemente, te sobrepasa. No creo que nadie me viera... Pero hasta mi jefe se pasó el otro día para decirme que dejara cosas de lado porque nadie espera que me encargue de todo a la vez. Así voy, haciendo equilibrios para preparar una buena presentación para el Mgt Team el Martes; leyendo la guía y dejándome una semana en blanco. Sin deporte. Sin paseos. Sin actividad. Sin alegría. Sin nada. Pero hoy es el último día. Que tanto sedentarismo nunca hizo bien a nadie.

Kanja limpia mi oficina. Kanja es una simpática chicaThai que terminó en Suecia por circunstancias de la vida. Un día empezamos a hablar - a nuestra manera... con mi sueco apestoso y su inglés que no es mucho mejor - y compartimos historias de inmigración. Ella terminó aquí por amor, yo por trabajo. Ella estudió Economía en su Bangkok natal pero, al venirse aquí, carecía del nivel de inglés necesario como para competir con un sueco en un reclutamiento cualquiera. Terminó limpiando, a pesar de tener una titulación pero bueno, asun así es feliz. Que es lo que importa, no?

Kanja me enseñó a hacer el WAI justo antes de marcharme. Yo planée volver con un detalle para ella: Qué mejor que aceite de coco traído directamente de Koh Samui para proteger su piel del frío y recordar un poco a su país?

No la había visto en toda la semana. Pero hoy viernes, ha llegado el momento en el que nos hemos cruzado sin que yo tuviera que apresurarme a ningún meeting. Se ha puesto tan contenta con la botellita... Como triste al escuchar mi historia. Pero bueno, también me ha contado la de veces que le han robado a ella: En la moto, yendo a ingresar al banco, sentada en el coche o saliendo de fiesta. Lo del robo en Bangkok es como el timo de la estampita. Te roban, vas a la policía, rellenan el report y listo. Nadie espera que ocurra nada más. Nadie espera recuperar sus cosas. Nadie sueña con que esa gente reciba su merecido. Kanja me ha contado su historia; lo duro que es nacer en una familia donde, de 9 hermanos, sólo 3 optan a la Universidad. Gracias al descuerne conjunto del resto de familiares en el campo, construcción, comercio y hostelería.

Da que pensar. En que quizás seamos nosotros los ladrones. No sé, una de las cosas que más me impactó fue la extrema pobreza que convive con la extrema riqueza. Rascacielos y mendigos, centros comerciales locos y gente que duerme en sus escaleras a pesar del ruido y la luz, comida en abundancia al doblar cada esquina y obreros que siguen currando pasadas las 23. Todo es tan barato, todo es tan maravilloso, tan colorido, tan fresco, tan perfecto. Las frutas, las flores, las sedas, las piedras preciosas, el marisco, los masajes, la medicina, el sol, la gasSolina - como dicen ellos :P - todo se traduce en baratijas cuando lo miras a través del cristal occidental.

Supongo que esa injusticia que sentí al ver mi bolso desaparecer en la noche es exactamente la misma que experimentan ellos, cuando ven a occidentales con sus mujeres prostituidas, cuando no pueden permitirse una casa a consecuencia del boom de la construcción, cuando se quedan sin agua por lo que malgasta el turismo, cuando Buda se convierte en un muñeco de oro que deslumbra a las masas.

Somos muy afortunados... Pero el hecho de que vivamos TAN bien... Sólo se compensa con mucha gente que está muy jodida.

Así que, con lo aprendido en Thailandia, intento seguir adelante. Sin embargo, odio el miedo que se me ha quedado en el cuerpo; no me reconozco, al imaginarme un finde sola en Beijing y sentir miedo de convertirme en víctima de uno de esos timos de taxista (en los que el conductor te lleva a un descampado, destruye la tarjeta que le has dado con el nombre de tu hotel en Chino y te amenaza con dejarte ahí... A no ser que le des más pasta) simplemente por ser mujer que viaja sola. La historia del robo me ha tocado más dentro de lo imaginable. Supongo que nunca volveré a ser la misma, pero tampoco quiero convertirme en una persona miedosa ya que, en el fondo, no cambio el aprendizaje que me ha brindado esta experiencia por mi bolso con todas mis pertenencias.

Nadie me podrá robar nunca los recuerdos. Supongo que ahí reside el poder absoluto del saber.
SHARE:

4 comments

Anonymous said...

Si por un momento dejases de compadecerte y de autocrearte miedos te darías cuenta de que eres una persona más fuerte que, posiblemente, el 70% de las mujeres que conozco.
Tienes una vida maravillosa, sí, digas lo que digas (que te has armado sóla, con dos cojones bien grandes), así que disfrútala y deja de quejarte por todo... deja de analizarlo todo, de tener miedo por todo... tan dificil es ser felíz? trabajar hasta donde llegues, sin tener que ser la mejor, que nadie te lo va a agradecer, disfrutar de vivir con tu chico, de los fines de semana y de la vida en general.
Como no empieces a apreciar de verdad las pequeñas cosas (y digo de verdad, no 5 segundos y plasmarlo en tu blog como una reflexión en alto para dejar de llevarlo a la práctica al día siguiente) va a llegar un día en el que te des cuenta de que se te ha pasado una vida llena de oportunidades para disfrutarla y no has hecho nada más que llorar.
No te lo digo mal, como crítica, sino intentando que te sirva de algo...

Esther Alenius said...

Oh thanks a lot!! I'm going there 19-27 March so we can't see each other, but I'll look up some of your tips! And the program we'll fallow does actually include an excursion to La Aljaferia, and some other old palaces and such. But I'll try to do as much as possible on our spare time =)

red.is.the.new.black. said...

Gracias. Algunos necesitamos a wakeUp call de vez en cuando bastante más que otros. Las críticas constructivas siempre fueron bienvenidas ^_^

Hoy he vuelto a esquiar. Sol y ostias como panes. Pero lo hemos pasado bien, no sé. Llevarle un chocolate con nata a Enrique y a Joakim, su amigo, me ha hecho sonreir. Casi tanto como compartir Thai-experiences con mi primo, que estuvo por allá de viaje de boda.

Sé que tienes razón, tengo un cuerpo sano con el que disfrutar del mundo, ningún problema grande, una mamá y un novio que me quieren, además de "mis hermanas" y de vosotros... Que me ayudáis a encontrar el camino cuando me desoriento.

Hoy es mi último día de tristeza, créeme. Mañana vuelvo a mi rutina, mis paseos, mis carreras, a cuidarme y a luchar un poco en cada batalla, sin destrozarme en ninguna.

Anonymous said...

Comparto al 100% lo que te han dicho en el primer comentario.

Entiendo que el hecho de que te roben la cámara de fotos, con todos los recuerdos en imágenes del viaje, es una putada de colosales dimensiones. De verdad que con lo que me gusta la fotografía y viajar te entiendo de veras. Pero de ahí a decir que por ese hecho nunca volverás a ser la misma... como tu decías el otro día menos mal que no te atracaron en un callejón oscuro solo y te violaron y golpearon... entonces esas personas que deberían decir? me parece un tanto desmesurado y en cierto modo desconsiderado hacia la gente a la que agreden terriblemente en un atraco. Pero lo dicho, creo que es fruto de tu autocompasión y tus miedos, y repito y suscribo lo del mensaje anterior, no deberías tenerlos o alimentarlos de esa manera ya que eres alguien muy afortunada y con mucho carisma.

Ánimo guapa!

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE