• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

9.12.13

Roppongi Hills「六本木ヒルズ」: Toho Cinemas

maman roppongi hills tokyo
The spider beside Roppongi Hills happens to be a mum. Wearing my new vest from Le Ciel Bleu ^_^


Maman (1999) is a sculpture by the artist Louise Bourgeois. It resembles a spider and is amongst the world's largest, measuring over 10m high and over 11m wide, with a sac containing 26 marble eggs. Its abdomen and thorax are made up of ribbed bronze.It was created by Bourgeois as a part of her inaugural commission of The Unilever Series in 1999 for Tate Modern's vast Turbine Hall, but is now permanently located in several places around the Globe:

- Tate Modern, UK.
- National Gallery of Canada, Canada
- State Hermitage Museum, Russia
- Guggenheim Museum Bilbao, Spain
- Mori Art Museum, Japan
- Leeum, Samsung Museum of Art, South Korea
- Qatar National Convention Center, Qatar

No es la araña lo que nos trajo a Roppongi un Domingo por la tarde, sino el cine. 

Tras dos años en Japón, todavía no habíamos pisado la gran pantalla. Resulta bastante irónico (cuando en Södermalm estábamos cada dos por tres metidos en el mítico Victoria o el SF Söder, junto al que vivíamos) pero tiene una explicación muy simple...

En Estocolmo, cada mañana leías el Metro e inevitablemente, te cruzabas con los estrenos, con lo que siempre aparecía algo que poner en el objetivo. En Japón, resulta difícil encontrar ese tipo de información en el tren. Con lo que se te termina olvidando, eso de mirar a ver si hay algo.

moro tower roppongi hills tokyo

Así que tras un paseo por las decoraciones que conmemoran el décimo aniversario de Roppongi Hills (ese rascacielos con la luz azul), en el que las luces brillan con una elegancia especial, nos hemos metido a ver Captain Philipps en los Toho Cinemas [WEB] [MAP].

Si andas por la zona, date un paseo por la entrada de los cines. No hace falta pagar para hacerte una foto en un entorno extremadamente futurista, al nivel de la nave de Gravity :P

Creo que ni el ese mercado navideño, que parece traído de la Bavaria, consigue sacarte del estado de shock del que sales. No sé. Cuando estuve en Johannesburgo pasé mucho miedo. De estar en un país, donde la vida humana no vale nada. Donde los extranjeros son moneda de cambio, si los consigues secuestrar. Donde la gente muere sin razón y los niños matan, simplemente porque no han tenido ninguna otra opción.

Llamadme cateta, pero me quedo haciendo turismo por South East Asia. Donde las cosas son bastante más seguras, obviando la furia de la naturaleza (y las guindillas).

xmas market roppongi hills tokyo

Y del cine, a cenar al Jackpot de Ebisu [WEB] [MAP]. Este sitio es super foreigner friendly. De ahí que desde nuestros primeros pasos en Japón, hayamos ido unas cuantas veces (e.g. con Stina). Aunque estéis alojados en otra zona no pasa nada, porque realmente es una cadena, presente en todas las estaciones principales como podéis ver aquí

Hemos pagado con un billete de 5000 y nos han devuelto 6500. Evidentemente, se lo hemos dicho al camarero, que se ha puesto muy contento y creo yo, ha alucinado de que unos gaijines sean tan honestos「いい人ですね」って

Pobre gente, trabajando en festivo para que podamos relajarnos. Cómo no se lo vamos a decir? Siempre es agradable cenar rápidamente, especialmente cuando las ensaladas de sashimi están a precios tan razonables. Mi madre me dice que no mire atrás, pero estos ratos me recuerdan a cuando éramos novios y quedábamos al volver Enrique del pueblo. Hay quien se aburre los Domingos. Pero para mí, desde aquellas cenas en el VIPS... Siempre han sido días más bien memorables.

restaurant jackpot ebisu tokyo
SHARE:

2 comments

Anonymous said...

Recuerdo el agobio en Johannesburgo, la imposibilidad de ir andado a ninguna parte, los nervios de mi acompañante local cuando quería fumarme un cigarrillo en la calle antes de subir al coche, el downtown como una ciudad fantasma....el fin del apartheid no es tan bonito como nos lo han vendido..
Yo también me quedo con el Sudeste asiático
Besos
C

dontplayahate said...

Lo que yo me pregunto a veces es qué solución tiene todo esto. Quizás como lo ponía Mandela, lo único que salva a la gente es la educación.

Es como si vivieran en tiempos pasados (por las ideologías y la violencia) pero armados con artefactos modernos. De dónde los sacan? Quién gana con todo esto? Es realmente cierto que para que pueda haber un "país desarrollado" tiene que haber otro en el que la gente esté así? Creo que soy demasiado corta como para entender la realidad.

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE