• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

13.11.08

Lack.

La falta de tiempo.

La falta de música. La falta de sonrisas. La falta de conversación. La falta de ilusión. La falta de ejercicio. La falta de luz. La falta de sol. La falta de calor. La falta de color. La falta de amigos. La falta de hambre. La falta de fuerzas. La falta de magia. La falta de reflexión. La falta de introspección. La falta de motivación.

La falta de sueño.

De todo menos trabajo y dinero, parece que falta en mi vida. Y así, desganada tras embutirme un desayuno de campeones a pesar de haberme levantado sin descanso ni hambre, me dirigía al tunnelbana, ayer por la mañana.
{Para colmo, se pone a llover. Con el coñazo que es ir con el iPod, el bolso de mano, el del gimnasio, la bufanda, el abrigo y las manoplas, para no helarte la mano que sujeta el paraguas}

Arcoiris

Todo se para. Hasta mis pies. Mientras lo contemplo, escribo al sambo para que mire por su ventana y se lleve un trocito de magia al curso de Java - las sorpresas son mejores si son compartidas, no? - cumplido el propósito, continuo el camino.

Probablemente nada haya cambiado en mi fisiología, pero algo me ha tocado dentro, un poco más arriba. Un día normal de trabajo, meetings bastante interesantes - eso de ver confidencial y elnombredeloperadorrojo en la misma traspa, tiene su aquél - con gente de sales y conversaciones para cambiar el mundo con Noel, acerca de la falacia CSR - hacia la que expresaré mi desidia más adelante. Luego al gym, tras millones de días sin poder ir - es que hoy he tenido examen en el curso y eso... Conlleva ciertos costes. - correr, transpirar mis iras y tenderme al sol azulado - para terminar relajándome con una manzana y el METRO de hoy en el banquillo del vestuario.

Parece estúpido, huh? Pues vaya hito existencial, no? Sentarte en un banco a leer 10 min.

maño, para mi desgracia, así es. Vivo en una carrera contrarreloj.

Me levanto y tengo que correr al aclararme el pelo, para tener tiempo de desayunar, para correr al metro y luego correr al bus, para llegar temprano al trabajo. Una vez ahí, darme prisa durante el lunchbreak porque el curso me fuerza a salir Martes y Jueves antes de las 16:30 y si no, no hay manera de hacer las cosas. Cuando piso la calle, corro hacia el metro azul, luego al verde y luego al curso. Dos horas. Para correr al bus, de ahí a casa y una vez en casa, relajarme? Nop. Prepara la cena, date prisa que se hace tarde y si no, no hay manera de dormir un mínimo con lo que madrugas. Y los días que no hay curso? Cambia correr el curso por correr al gym, de ahí a casa, sacarlo todo y empezar con lo mismo - En este país o haces ejercicio y te socarras... O terminas depresivo con el sedentarismo sumado a la oscuridad, porque eso de que amanezca a las 7:40 y 8h más tarde se cierre la noche por completo, no es bueno para nadie (ni para los suecos).

Pero volviendo a mi día de ayer, lo mejor vino cuando empecé a quedarme dormida mientras caminaba hacia casa. Entrar y no tenerme de pie, mientras el pobre, que andaba fregando el suelo y plegando ropa, me contempla desolado.

- No puedo seguir así. Esto no tiene sentido. No puedo... No...

Lamentarse no sirve, tomar acción sí. Pastillumen, cena rápida y a la cama. Y 10h más tarde como una rosa.

{Voy a empezar con mi downshifting particular}

Esta mañana, me he pasado un ratito en Vente-Privée que un poco de indulgence, nunca viene mal - por cierto, si alguien quiere que le apadrine, que me deje su email - y dado que, no puedo comprarme ropitas monas, porque me congelo con ellas; que no puedo invertir en libros ni revistas, porque no tengo tiempo de leermelos - aunque esto no aplique y siga haciéndolo... Porque los adoro; que no me gasto casi dinero los findes, ni puedo llevar más tacones entresemana; que muchos bolsos no sirven de nada, porque no hay tiempo de pensar el look; que un abrigo es inútil, porque en cuanto venga el frío, sólo valdrá el plumas...

Quizás unos pendientitos y anillitos, sirvan para alegrar las 300 capas de ropa que en nada, me va a tocar llevar, no? De cualquier manera, era una buena forma de invertir ese ratillo, en lugar de seguir con mi noséporquénadietienetiempodexplicarme en que, escribir mi documento se ha convertido.

Y no sé si bien o mal - se admiten comentarios - pero he mercado, compulsivamente. Ahora que es tiempo de ahorrar, de crisis y de sufrimientos, escapo de mi hastiada existencia así?

Triste, pero cierto, a nadie le amarga un dulce :D


Pendientitos y anillito para el fredag.


Otros tantos conlgajos para el torsdag
Algo más chunky till tisdag.

Something naughty - hopefully kinda dark but romantic as my beloved Tisci 4 Givenchy

Empezando así, nada ha importado que un meeting tardío me dejara sin repasar el examen. Ni que se me hayan caido todos los bolis cuando, en medio del vagón repleto, intentaba aprovechar el tiempo para el último - casi primer, en mi caso - repaso. No he sabido contestar a una pregunta y sabes?

Me la suda.

Porque nada tiene sentido si no disfruto - un mínimo - del camino. Todavía recuerdo el último brindis de mamá, en Agosto:
- Porque seas fuerte, porque aguantes con todo lo que tienes por delante, el trabajo nuevo, los cursos y el clima de mierda. Tienes que luchar Claudia y todo, irá bien.

Y de qué sirve?

Tengo un trabajo que paga las facturas, que empieza a resultar divertido pero todavía anda MUY lejos de todas esas cosas que hacen mi corazón latir y me inspiran - sólo siento eso cuando el de marketing viene a hablarnos de sus clientes, cuando me acerco por lo que sea al business side of the thing o me paso el día pinturrujeando historias tanto en modo profesional con Visio como en modo artista amateur con mi 8B y el taco de Post-Its.

Pero mi capacidad de soñar con un futuro mejor en el que hago cosas que me gustan, donde soy libre, donde me expreso y rompo la cabeza hacia algo mejor... Anda todavía maltrecha.

Sigo en este país de infelices, donde una persona de cada mil irradia energía positiva - mientras que el resto exuda ese karma entre suicida y aletargadi, donde un vino cuesta más que una puta y donde, a pesar de vender la farlopa a 500:-/gramo (hoy por hoy, menos de 50€ el gramo), la gente parece sonrojarse cuando el METRO comenta lo comunes que son las drogas en los bares de Stureplan, entre SUECOS PURA-RAZA PERTENECIENTES A LOS ESTRATOS MÁS ILUSTRES DE ESTA SUCIEDAD que refleja esas dos caras extremadamente opuestas del su clima bajo el que se ha forjado.

Como me decía el pelirrojo de Maxwell - originario de CA:

- Los suecos tienen un lado oscuro. No te has dado cuenta? Tan rubitos, perfectos, educados. Siempre queda algo inquietante tras esos ojos azules, oculto, sin encajar bien con tanta perfección, asoma ocasionalmente en invierno o a causa del alcohol pero siempre está ahí, observando desde el otro lado.

Supongo que todos tenemos un lado oscuro.

Pero en lugar de perderme en lamentaciones, vuelvo los ojos hacia la luz que me llega del sur. Porque ahora, es tu aura la que me protege en ese entorno gris de mi oficina.

Gracias Sofía!!!


Porque nunca te imaginarás lo que supuso encontrarla ayer, al llegar a casa. No sé, los recuerdos de lo feliz que era colgando fotos estúpidas con mi estúpida ropa, ahorrando para pequeñas cosas, para grandes viajes, para bailes bajo el sol y dolce far niente cuando era más naïve pero mucho más feliz, cuando siempre recordaba cumpleaños y tenía detalles a diestro y siniestro. Quiero ser más como era, en ese verano que nos conocimos y menos... Como soy.

Así que gracias, de nuevo, por recordarme que el sol brilla y sólo debo ser paciente y tratar de encontrarlo, cueste lo que cueste.

SHARE:

1 comment

Anonymous said...

Cariñooo, que ilu me hace que ya la hayas recibido !!

De nada mi niña ...

Eres genial nena, lo sabes, y tendrás una vida maravillosa y llena de exitos y cosas buenas, lo se.

Un besazo desde tu isla.

Sofia

Se te quiere!

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE