• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

10.5.09

If You’re Going to Play...

Play Big.



Mejor pensar en bolitas de colores bajo el cielo soleado que en el día de Akuten que me he tragado.

Cuando te levantas con los ojos tan hinchados que recuerdas a Quasimodo con extensiones, te planteas si es el momento de descubrir la sanidad sueca. Así que, como hiciste cuando te entraron las apocalítipticas diarreas de ERICSSON (que todo el mundo pilló, con aquello del área abierta) llamas a la amable enfermera.

Que, evidentemente, no habla inglés. Gracias a mis cursos (y al lexikon abierto frente a mí) he conseguido explicarle con bastante claridad lo que me ocurría y ella, me ha indicado amablemente dónde tenía que ir, para que me atendiera el médico de guardia.

Otra ventaja de vivir en Söder. Llegar al médico significa empaquetar tu portátil (preparada para esperas interminables tradicionales de urgencias en España) y caminar 5min calle abajo:

Ringvägen 113, rezaba mi post-it. Y sin embargo, en la manzana del 111-121 no había más que un centro comercial. Camina hasta el 133 - será que con el ojo hinchado no he visto bien - y sigue sin encontrarlo. De vuelta al 113, he empezado a rastrear dentro del centro comercial. Hasta que, gracias a la amable dependienta del Stockholm FACE - ni con toda la colección SS arreglaba mi cara jorobada - he descubierto la puertecilla del Akuten (urgencias)

Escaleras arriba, lo primero que te piden son 140:- y el personummer. Then again, lucky you that you can express yourself in Swedish... Porque había otros, como el pobre italiano, que estaban recibiendo un trato digamos, menos amable.

Él, quería ver al urólogo. Murmuraba vergonzoso el médico al que se dirigía y se sonrojaba al ocultar las descripciones de su problema íntimo.

Mientras tanto, la azafata se volvía loca, fotocopiando su carnet italiano - qué clase de basura es esa? Es que no tienes pasaporte? - e intentando descubrir su dirección en el pais que lo vio nacer además de su fecha de nacimiento.

El chico flipaba de que fueran tan estúpidos de no reconocer un carnet de la Unión Europear como válido y que ni siquiera supieran que tanto la fecha de nacimiento como la dirección, aparecen en el mismo.

- Es su país... Aquí hay otras reglas. Lo que para ellos es obvio, para tí no y viceversa. Así que sé amable, ve con humildad y no intentes que las tuyas sean mayores... O se harán los suecos y sudarán.

A los 2min, la enfermera me ha llamado. Una doctora muy amable me ha explicado la medicación que debía tomar y que, con presentarme en la farmacia más cercana y enunciar mi personummer, el farmaceútico encontraría mis medicinas en su base de datos y me las daría.

En 10min estaba fuera del centro comercial (que no cierra en Domingo) con las medicinas en el bolso y una sonrisa en la cara. Igual de jodida pero agradecida y positiva, esperando mejorar a tiempo del viaje.

El pobre italiano ahí seguía, dándose de cabezazos contra la pared y llamando a su amigo el sueco para que hablara con la enfermera por teléfono.

Mi tarde se ha resumido a comparar mi laptop con todos los Mac de mis amores (iMac, MacBook & MacBook Air) intentando decidirme por uno - mi corazón lo tiene claro, pero mi cabeza grita falta de ranura para tarjeta sd, así que ahí ando - y luego a casa, a doparme y terminar los deberes de Vektorgrafik.

Tras compartir uno de los mejores días de primavera en Stk con Christina (sábado de expos y bancos al sol) y las vivencias del día, está claro que soy parte de esta sociedad - me guste o no - he cambiado, adaptándome a su molde y que si me esfuerzo con el sueco, puede que hasta consiga integrarme, ser más feliz y vivir menos amargada. So I'll keep fighting for it!

Me pregunto cómo ven, aquellos que no han sido nunca inmigrantes a los inmigrantes en su país. Supongo que menosprecian a los que no entienden el castellano, que se burlan de los chinos que se comportan de una manera diferente o de los moros que comen halal, qué sé yo. Quiero creer que mi gran drama es también mi gran gracia, porque ver las cosas desde el otro lado te hace crecer, te baja los humitos y enseña que el mundo es tan grande que, en muchos otros lugares, el negro eres tú.
SHARE:

1 comment

Anonymous said...

Tengo un amigo en un país nórdico, en concreto Dinamarca y también lo está pasando mal. Comentaba la última vez que lo vi que entendía como se tenían que sentir algunos inmigrantes en España después de recibir un trato despectivo y racista en otro país por ser español o por no hablar su idioma.
Siempre lo he dicho, no se debe juzgar a nadie por su procedencia, ni por su apariencia, ni por sus creencias...
De hecho este amigo ya tiene pensado mudarse a una latitud más cálida en clima y afectos a ver que le depara su nueva vida. Después de leerte un buen rato, yo te recomendaría que hicieses lo mismo. Quizá pienses que no te entiendo pero si lo hago. Veo que no eres nada feliz allí, que te gustaría hacer otras cosas. Yo como tú, tampoco era feliz en mi trabajo que pagaba las facturas. Y como tú a base de estar tanto tiempo sentada en mi "asquerosa" oficina tenía dolores de ciática bastante fuertes que también me impedían dedicarme a mi pasión por las tardes, que era bailar.
Hasta que decidí que era hora de dejar de quejarme y me di cuenta que no estaba a merced de las circunstancias. Yo era dueña de lo que me estaba pasando y si no estaba contenta, debía tomar una decisión.
Y empecé a elaborar un plan para dejar el actual trabajo y buscar algo que me hiciera más feliz y no me diera dolores de espalda. Y así lo hice, mientras estaba en la oficina trabajaba pero en mis momentos libres listaba todas las ocupaciones que podría realizar y como podría acceder a ellas.
Me esforcé cada día en seguir ensayando, tomando clases, dando algunas clases en mi tiempo libre...
Y una vez decidido las "ocupaciones que me gustaban de verdad" (dar clases de baile, peinar, maquillar, fotografía, montaje de cosas, viajes... así de simple fuí, jejeje) Empecé a tocar todas las puertas posibles...
Después de una espera ahora tengo el trabajo que quiero, que me gusta.
No soy la primera bailarina de ningún ballet, pero doy clases de danza del vientre y pilates y ese trabajo me hace muy feliz. Dejé el otro por supuesto. Y ahora no es todo un cuento de hadas, trabajo un poco más, tengo peor horario y no cobro tanto, pero soy completamente feliz con lo que hago y siento que para mi no es un trabajo.
Si yo pude, que te hace pensar que tú no podrás?
No estás a merced de las circunstancias, tú creas tu destino... Eso me lo enseño mi amigo, este viajero del que te hablé al principio. El que no tiene reparos de romper con toda su vida anterior para irse a otro país porque siente que necesita hacer otras cosas, me enseñó que sólo uno se pone los límites.
Siento el tocho, pero creo que entenderás mis palabras, sólo piénsalo y verás que tienes mucho poder para cambiar tu vida.

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE