• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

29.3.10

The Great Wall.

Los días transcurren muy deprisa cuando exploras en solitario. Así entre jetLag, compras, paisajes inolvidables, aislamiento & cool hangouts, se pasó volando mi primer finde en China.

Sabiendo que la semana comenzaría con una cena hosted by China Mobile en la que la empresa anfitriona nos daría la bienvenida al país, sabiendo que el martes empezaban los meetings a todo gas, me quedaba bastante poquito para ver la atracción más mítica de la ciudad: La Gran Muralla.

Había leído en la guía que los autobuses salían entre las 7:30-11:30, cuando se llenaban. Así que, constatando que Marzo no es un mes demasiado turístico y que mi oportunidad de verla caía en Martes, madrugué bastante y con todo mi destemple me planté allá donde la guía indicaba tourist bus station.


Ni un cartel, ni un quiosquillo, ni una parada, NO-THING. Sólo gente que al verte aparecer, se abalanza sobre tí, preguntando agresivamente si quieres ir a Badaling. Asustan, sobre todo habiendo leído acerca de los scams típicos. En los que te ofrecen llevarte por muy poco dinero y terminas perdiendo mil horas, de tienda en tienda. Los ignoré y usé las escalerillas para llegar al otro lado, donde los autobuses recogían algunos viajeros.

Me siguieron. Y al llegar al otro lado de la calle, me dí cuenta de que realmente, conocían a los que llevaban la movida de los buses, así que no eran timadores del todo. Decidí preguntarles acerca de la hora de regreso, que resultó ser las 18:30.

{Way too late for me}

Tenía que revisar mil documentos y la cena, empezaba a las 19:30. Luego la alternativa obvia era el taxi que, por 300 yuanes (unos 30€) me ofrecía el tour que quería. Así que acepté y empecé a caminar junto al tío. Muerta de frío y sueño, sin haber dado las 9AM, me doy cuenta de que no es un taxi oficial... Sino pirata. Recuerdo el robo en Bangkok, empiezo a hacerme popó, me paro a preguntar a un taxista oficial por su precio hasta Badaling y me contesta con un:

O_o ...Al rato me enteraría de que quiere decir 6 o, en este caso, 600.

El taxista pirata y sus 300 amigos se dan la vuelta, vienen como un obús a estrellarse contra el taxista oficial, que los mira con miedo. Piensan que ha sido él el que ha intentado robar un cliente y le berrean sin clemencia. Con lo que ahí estoy, plantada en medio de la calle, helada de frío y muerta de sueño, sopesando si el muro merece la pena o si sería mejor olvidarme... Y regresar entre mis calentitas sábanas del hotel.

Pero no planeo volver a Beijing pronto, así que, mejor echar para alante. Con el pirata. Me da igual todo! Con tal de ver el muro, de completar mi tour y tachar algo más en la guía... Whatever.

El hombre muy majo - aunque sin hablar ni papa de inglés - me deja en el muro, con su teléfono y su matrícula anotados, por si no lo consigo encontrar en el parking, donde hemos acordado reunirnos, un par de horas más tarde.









Una hora de subir, una hora de bajar. Jadeos, calor, dolor. Vistas increíbles, aglomeración que se reduce a medida que asciendes, baños apestosos en la cumbre y turistas, pretty much everywhere. Una experiencia genial, mucho más impactante de lo que esperaba.




Llego al parking y el hombrecillo agita el brazo en el aire. Arrancamos, empiezo a caer rendida y la pesadilla comienza:

- Por qué va por una carretera secundaria en lugar de volver a tomar la autopista por la que hemos venido hasta Badaling?

- Por qué atravesamos pueblos, campos, almacenes donde nos rodean carros y carretas, donde los campesinos acarrean alfalfa en bicis destartaladas?

- Por qué se para el coche en medio de la nada, junto a este restaurante/casaPutas/salónDeTé/sabeDiosQué?

El hombre se vuelve y repite:
- 2min, 2min.
- No no no no no, hotel, hotel, hotel - le digo mientras señalo la dirección escrita en chino en mi tarjeta.

La conversación se mantiene así hasta que, viendo que no vamos a ninguna parte, decido asentir, para acabar con esto cuanto antes. Me dispongo a salir del vehículo, pero él es más rápido. Se baja. Me deja encerrada O_o

Ahí PETO. Empiezo a mandarle SMS a Enrique como una loca. La matrícula del coche, el nombre del tío, el nombre de mi hotel, lo que sea. Si no le he contestado en un rato es que algo malo, algo MUY malo ha pasado. Si es que... Ya sabía yo que no debía ir en taxis piratas.

El corazón me golpea en las sienes. Hasta que le veo aparecer. Sonriente, con un tirachinas y bolitas de metal?!?! Sin sentido.

Arrancamos. Canturrea. Conduce. Dos horas más tarde retorno al entorno tropical del China People's Palace. Dando gracias a quien sea, me planteo qué coño tiene que pasarme para que deje de ser TAN kamikaze? Se supone que andaba acojonada desde el robo Thai. Pues mira la que lío a primeras de cambio.

En fin, muchas fotos que compartir y muchos documentos por leer. El día termina con la anécdota animando nuestra primera cena oficial. Aunque no tanto como la cara de Ewan - vegetariano - al enterarse de que el Sea Cucumber no es precisamente un vegetal.

SHARE:

2 comments

Anonymous said...

Qué horror... Siempre da muchísimo miedo meterse en un coche con un tío totalmente desconocido.
Las fotos geniales!
Un beso.

Piper said...

Jajajaja nena lo del taxi es graciosisimo, aunque te imagino en ese momento y si que debias estar acojonada perdida ... ayss.

Ya te contaré mi experiencia con una homeless en el baño de un restaurante en Miami Beach el otro día ... más o menos estaba como tu, acojoná... no me meé encima porque ya estaba encerrada en el w.c, jajaja!

Un besazo, guapa!

Las fotos increibles, as usual !

Has visto mi album Miami 2010?

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE