• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

21.10.10

Crash.

Mi querida copa, en mil pedazos.

Shit happens as a matter of fact, you can't get away from that.

Tras un meeting de esos muchos en los que nos ponemos de acuerdo, para cambiar de opinión al cruzar la puerta, me dirigía apesadumbrada a la farmacia - a dejarme el dinero en mierdas que me hacen sentir mal - pero he cambiado de rumbo, entrando al salón de belleza de enfrente, donde suelo hacerme la pedicura.

Me gusta ir allí. Alexandra tiene unas manos divinas, habla inglés y se ha convertido en mi psicóloga, tal y como Pe veía hacer a su madre. Periódicamente, reservo hora para invertir en mi bienestar - con lo que corro, es más salud que belleza - una suma proporcional a lo que malgasto en mi malestar mensual. Sin embargo, la última vez, no la encontré allí. Me sorprendió, pero tampoco me atreví a preguntar, pues no quería que la nueva se sintiera despreciada y emprendiera su venganza, bisturí en mano.

Al cruzar la puerta, allí estaba. Mi Alexandra. Con sus ojos verdes y su pelo negro:
- Tienes hueco?
- Ahora?
- Perfecto.

Resulta que no andaba de vacaciones, sino destrozada. Tampoco ha sido un año fácil para ella. Su espalda anda herniada, se medica más que yo y espera cirugía inminentemente. Es extraño. Soy un monstruo al que las desgracias ajenas, le resultan reconfortantes. Pues sólo otro enfermo es capaz de mostrar el entendimiento total que no encuentras en nadie más. Sufre, tanto como tú. Se siente impotente, intenta creer, pero se topa con las mismas dudas, perdidaen la red, buscando síntomas, experiencias, mientras se pregunta por qué a mí, y trata de predecir cuándo terminará esta pesadilla. Convierte mis callosas zarpas en pies de ángel y de paso, me baña en realidad: Sólo estarás bien, cuando pases de todo y aprendas a vivir con tu enfermedad.

Me obsequia con su experiencia. Aunque no se pueda escarmentar en cabeza ajena, es agradable escuchar success stories de cuando ella estuvo fatal y terminó superándolo, dejando a los médicos anonadados.

Si ella pudo, yo también. Moriré en el hielo, con las zapatillas puestas - hoy a -2C. Pero al menos, no podrás culparme de que no lo intenté.

Supongo que la vida es como mi copa de vino. La compré al poco de llegar a Suecia. Pasé mis años estudiantiles con ella. Ahora, me llenaba de dulces recuerdos, de cuando todo era más fácil, cuando salíamos más y pensábamos menos… Hasta que estalló en mil pedazos. Tontamente. Pero bueno. Sólo queda seguir adelante y buscar una nueva, con la que brindar por los nuevos éxitos. De nada sirve mirar al pasado, pues ni lo bueno ni lo malo volverá tal y como lo conocimos.
SHARE:

No comments

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE