• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

16.7.10

Delhi Belly.

Volver a casa no es tan fácil como parece.

Estaba tan contenta. De que el viernes brillara el sol fuerte, de volver a correr, de tener oportunidad de moverme, excusa para largarme pronto de la oficina y un increíble día de verano sueco que disfrutar.

Ilusa.

Todo tiene un precio y las experiencias indias suelen terminar de la misma manera: Con un jet-lag tan ligero como tu trastocado esfínter. Supongo que es obvio, para cualquiera que viaja a menudo. Llegas y estás jodido. Trabajas atontada. Te quedas dormida cuando deberías estar activa. Al volver, la cosa no mejora. Dependiendo del lado del que vengas... O te despiertas a mitad de noche (W-->E) o te cuesta despegarte de las sábanas (E-->W). Siempre acabas cansado, atontado, desconcentrado. Tu mente no responde y tu cuerpo se anquilosa, casi tanto como en esos días en los que el entorno te prohibía moverte.

Pensar en que el viernes que viene te vuelves a montar en un avión da escalofríos, sólo comparables con los que causaba el AC de la oficina de Gurgaon. Alguno me tachará de quejica. Pero no me malinterpretes. Sólo intento describir la realidad del business traveller como es. Clase turista y ajetreo. Un hotel lujoso en cuya cama caes rendida bien entrada la noche, una oficina que se convierte en tu segunda casa y poco más. Ninguna empresa pagaría semejante pasta en billetes de avión para que estuvieras ahí, de rositas en Delhi. Obvio que termines un poco desbordado, a la vez que contento, porque es como pasar de entrenar a competir en una carrera real. Donde sólo hay una oportunidad y donde un fallo, tendrá posiblemente una consecuencia fatal.

Sólo espero que mañana brille el sol. Sólo espero levantarme con unas pocas más fuerzas que hoy. Porque la falta de movimiento y las grasientas especialidades indias se han aliado para arruinar la OB'10.
SHARE:

1 comment

Piper said...

Guapa!

Arriba ese animo !!

Ya verás como este finde hará un clima ideal y recuperarás energías !!

Un besito reina!

Una pregunta, ¿tu puedes entrar en mi blog? Es que como lo tengo cerrado, no se a quien le va y a quien no ... Muaa!

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE