• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

1.11.11

Ginza Madeleine

Enrique se marchó el Domingo a Seoul, pero la culpa de mi mala noche no la tuvo lo enorme que resulta esta cama en su ausencia, sino el ladrido incesante del perro del vecino. Que no cerró la boca entre las 12 y las 4AM. Ni tapones, ni dedos, ni esconderme bajo la almohada. No había manera de aislarme del incesante ladrido.

Así que cuando el despertador sonó, me dirigí al trabajo bastante más reventada que el día de levantateAlasCuatroParaVolarShanghaiEnganchandoConferencia. Fruto de la frustración, escribí un mail a la dirección. Protestando. Pues una residencia de profesionales, no debería tener esos incidentes. Joder. Que vivimos aquí porque estamos trabajando en la ciudad! El silencio sepulcral debería estar garantizado, además de que todavía cuestiono qué cojones le haces a un perro para que se queje de esa manera durante tanto tiempo. Que los animales no ladran porque sí, diría yo.

El caso es que, la noche del Lunes fue tan tranquila como antaño. Hoy, mucho más recuperada y productiva, he recibido un email del customer service de Oakwood. Dándome las gracias por el feedback (todo ha sido verdaderamente perfecto, excepto el ladrido, que irónicamente nada tiene que ver con ellos) y explicando que habían hablado con el dueño del chucho, que esperaban que todo fuera mejor. A lo que les he contestado con mucha alegría, por haber resuelto el incidente tan rápidamente.

Con mi misión cumplida y la gran satisfacción de haber hecho justicia, me he plantado en casa. Donde la recepcionista me ha recibido con una caja de magdalenas de la pastelería más cara de la ciudad y una carta, firmada a mano, del director de Oakwood en Tokyo.

Anonadada, les he dado las gracias. Como muestra un botón. Japón, el país del servicio.

SHARE:

4 comments

Piper said...

Así me gusta ... yo hubiera hecho igual ,,, mejor solucionar el problema rapidamente ...

Q buena pinta Claudia!

besitos

theROOM said...

Igual que en España ;)

dontplayahate said...

La verdad es que asi, da gusto.

dontplayahate said...

Yo les cogí a ellas unas cremitas de manos, paa que las usen durante la jonada laboral y compartan un poco, que nunca viene mal.

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE