• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

9.12.11

Fairy Neato.


Cuando era pequeñita, me gustaba ver los Jetsons. Esa familia de Hanna Barbera que vivía en el futuro, se desplazaba en cintas transportadoras, levitaba al trabajo y vivía en una recreación espacial de los años 50. Donde la madre se quedaba en casa y el padre se iba al trabajo, a pesar de que eran los robots quienes se encargaban de todo (en ambos sitios).

La vida en Tokyo no es tan futurista como la de los Jetsons, pero en algo, hemos avanzado. No sólo tenemos un microondas que decide por sí mismo cuándo es hora de apagar, un hervidor que mantiene caliente el agua durante la noche (para la felicidad de mi té del desayuno), un regulador de temperatura del agua caliente del grifo, un reloj que programa al suelo radiante o una luz de la entrada que incorpora un sensor, que se dispara con tu mera presencia y se convierte en la cálida bienvenida a casa, tras un largo día de de trabajo.

Además de todo esto, tenemos a Naoto nuestro aspirador robótico. A diferencia de sus primos japoneses, él es más barato e inteligente. Así que cumple realidad el sueño de cualquiera con una casa: pulsar un botón, salir por la puerta y encontrar el suelo impecable al volver a casa tras un largo día de trabajo. No tiene bolsa - tan sólo una cajita de plástico que se desmonta y aclara fácilmente - y funciona también a 240V - con lo que nos lo podremos llevar allá donde vayamos - por no mencionar que es el más listo del mercado. Construye mapas con su láser cada vez que inicia un ciclo de limpieza y sabe volver a su base, con lo que quedarse sin batería a mitad no es problema - vuelve, se recarga y a limpiar más.

Ahora que se acercan las Navidades, quizás os merezca la pena ser prácticos y encargar uno en Amazon, como hicimos nosotros… En fin, más vale una imagen que mil palabras, así que allá va, un video de la estrella de la casa!
SHARE:

2 comments

Anonymous said...

Cómo mola!!! Le voy a pedir uno a los Reyes...

dontplayahate said...

Pues asegurate de mandar la carta por Amazon :P

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE