• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

9.9.12

Hikawa (氷川) Festival (お祭り)



Los Festivales de Verano, son algo tan famoso en Japón, que los turistas se preguntan cómo planear sus vacaciones para poder asistir a uno de ellos. La realidad es más simple que todo eso, basta con estar en la calle, para que el Festival te encuentre a tí, lo hubieras planeado o no.

Esta es la historia de una Fashion Night Out, en la que terminé llevando algo… Muy distinto de lo esperado.




Un Sábado cualquiera, Enrique y yo salíamos de paseo, hacia las maravillas de la FNO en Omotesando. Ebisu es un barrio laid-back y pintoresco, lleno de rincones mágicos junto a las vías del tren.


Como pasa a veces, el Festival nos encontró a nosotros. Tambores (taiko, 太鼓) tradicionales por un lado…


Costaleros preparando el Omikoshi (お神輿) por el otro. Esta Capilla Portátil acarrea a las deidades por el barrio de fieles en las celebraciones tradicionales.


Mi favorito, el ave fénix que lo corona.


Pocos pasos más adelante, en medio de Meiji-Dori (una de las arterias que laten con fuerza en el corazón de Shibuya) estaba una hermandad acarreando el suyo.


Nos vieron tan entusiasmados… Que dijeron, de aquí no os vais de gratis.


Ante la expectación de la gente…


… el hombre del abanico me apuntó, invitándome a unirme.

Así, igual que le ocurrió a Sumisu-san (Mr.Smith) que protagoniza mi libro de Japonés, me prestaron un happi (法被) y me metieron en su fiesta.


La cosa no pintaba fácil.


Pero de alguna forma, el poder estaba conmigo.




Ahiva de ahí!


Acercando el Omikoshi al chiringuito, para bendecir las cervezas y los snacks (atención a la pila de edamame)



Hombre dirigiéndonos con los ladrillos de madera musicales. Se puede leer en mí, la sonrisa de la victoria. Porque hasta los maderos de descansar aguanté, justo antes de caer ante esas deliciosas edamame que repusieron mis fuerzas.


Un grande.


De un festival, a otro.

Así se pasan los findes, el Sábado soñando, el Domingo trabajando. Así funciona el karma, el equilibrio Universal. Porque todo lo que das lo recibes por triplicado y todo lo que recibes, te toca pagarlo de otra manera. Por dura que pueda ser la vida de salaryman a veces, me compensa el sol de cada mañana - especialmente al compararlo con esos deprimentes 7C de Stk.
SHARE:

1 comment

Anonymous said...

Que bien te está sentando Japón! Estás guapísima :)

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE