• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

22.11.13

Ishigaki「石垣島」: Kabira Bay「川平湾 」




Kabira Bay「川平湾」es una de las bahías más bonitas de Ishigaki. Desgraciadamente, se trata de una zona protegida, que además tiene unas corrientes muy extrañas y peligrosas. Así que no te puedes bañar y la única forma de ver el coral que cubre el suelo del mar, es con un barco de fondo de cristal「グラスボート」que sale cada media hora más o menos y cuesta 1000JPY.







Así que allí fuimos, como cualquier otro turista, observando tele coral. Me fascina la gente que se maravilla ante estas cosas, cuando es tan fácil coger unas gafas, ponerte unos escarpines y salir a bucear, a ver los corales de cerca, que se disfrutan mucho más.

Supongo que necesito unos años más, para entender completamente la manera en la que plantea las vacaciones mucha gente. Qué sentido tiene marchar rumbo a un paraíso terrenal, para seguirte comportando como haces en la ciudad?







Al bajar del barco, tuvimos la oportunidad de interactuar con los gatos locales. Que son mi mayor debilidad. Supongo que me siento un poco gato, con eso de tolerar tan mal los cambios de territorio y aguantar bien la soledad. Me fascina lo tranquilos que viven en Japón y lo amigables que son. Se ve que la gente los mima (porque en los pueblos españoles ves una actitud mucho más asustadiza, probablemente de las perrerías que les hacen).






Por último, los bebés blancos. Que estaban bastante débiles, porque no se movieron de su heart spot en las dos horas que pasamos allí.



Kabira Bay está muy bien conectada con el bus, resulta fácil volver hacia Ishigaki City.
SHARE:

No comments

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE