• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

11.2.18

On the road




Si tuviera que resumir el 2017 con una palabra, sería intenso. Una stravaganza de viajes, experiencias, ilusión, confusión y miedo. Tras varios meses de agitamiento, ha llegado el día en que el silencio de mi pequeño apartamento en Sukhumvit, me llena de paz. Escribir es terapéutico, nos permite plasmar pensamientos, a la vez que ofrece la oportunidad de mirar atrás y aprender del pasado.

Mi reacción ante el cambio es irónicamente, siempre la misma. Por una lado, soy consciente de que las oportunidades vienen cuando vienen y hay que aprovecharlas. Por el otro, me asaltan las dudas.

Tras reflexionar, he llegado a la conclusión de que mi reacción se encuentra íntimamente relacionada con mi personalidad. Un cambio notable que conlleve una oportunidad de crecimiento intrínsecamente, te va a sacar de tu zona de confort - donde lo tienes todo bajo control. Esto entra en conflicto con mi mentalidad, que está muy orientada a los resultados: la falta de control implica una posibilidad de no entregar a tiempo. Idea que me descoloca. Psicológicamente, es complicado evitar reacciones tan ligadas a nuestro subsconsciente, pero podemos aprender a reconocer las similitudes con eventos pasados para hacer del cambio un evento menos traumático que el anterior.

Revisando mis pensamientos antes de abandonar Japón veo a una persona que acababa de hacer su sueño realidad - trabajar en ventas, vivir en el centro de Tokyo, hablar Japonés, explorar sitios y empezar a entender una cultura tan compleja como la nipona - y estaba muerta de miedo ante la idea de dejarlo atrás, siendo incapaz de ver todos los aspectos positivos que podrían materializarse, terminando por compensar con creces el cambio.

4 años después, es fácil mirar atrás y concluir que volver a España nos condujo a algo mucho mejor - estar cerca de la familia tras 8 años fuera, crear un hogar, adoptar dos gatos, hacer buenos amigos, revivir esa pasión por el baile, seguir experimentando momentos apasionantes en mi trabajo, etc. En resumen, construir una vida, donde todo encaja y me siento en paz, al menos aparentemente.

En esta nueva vida, pasaba una media de 6 meses al año separada de Enrique. No es lo ideal, pero he terminado por aceptarlo y centrarme en el lado positivo, en la oportunidad de explorar nuevos lugares y vivir cada momento juntos como si fuera el último.

Quizás sea el tiempo extra que pasaba sola en casa, pero en el último año había comenzado a sentir algo de angustia profesional, acerca de el siguiente paso. Estando en Suecia, sabía que quería trabajar en lo que llevo 6 años. Había cambiado de posición cada 3 años, pero ya llevaba casi 4 en este puesto - que me encanta tanto en sí, como por mi jefe y compañeros - sin tener un paso claro, ni tan siquiera una idea acerca de lo que me gustaría hacer  después. De ahí que a veces, me asaltara una cierta angustia existencial - para nada algo obsesivo o que me amargara la vida.

Be careful with what you wish

Un día de repente, empiezas a ser consciente de que puede haber una oportunidad de probar algo diferente. Pasan los meses, una oferta te abofetea en la cara, mientras que el abismo del cambio se abre ante tus pies. Con las dudas que derivan de tu personalidad, el apoyo de familia-amigos y la consciencia de que la única respuesta válida es sí, aceptas, metes tu vida en 4 maletas, te mudas 2 meses después.

Ha sido un período duro, trabajando jornadas draconianas y algún finde para ajustarme al nuevo trabajo, mientras batallaba con pensamientos muy similares a los de hace 7 años. Es imposible saber si me conducirá a algo mejor, pero sé que merecerá la pena. Una oportunidad nos permite crecer y conocernos mejor, así que me siento agradecida y sobretodo contenta, por haber sido capaz de afrontar este cambio de una forma más madura, con menos dramas que en ocasiones pasadas.

Os dejo esta historia, como ejemplo del valor que tiene reflexionar de vez en cuando, tratar de observarnos en tercera persona, conocernos y aprender del pasado, para evitar al menos, tropezar en la misma piedra.

Y vosotros, cómo reaccionáis ante el cambio?
SHARE:

No comments

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE