• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

9.1.10

Vinter sports.

Sabes? Me encanta vivir aquí. Por mucho que lo acusen de feo, nuestro edificio es el más bonito y Söder, el mejor barrio del mundo!!! :D

Tener el tren del curro y el metro cerca no es la única ventaja. Cuando los termómetros bajan... Sólo hay que pillar el tunnelbana seguido del tvärbana para compartir conversaciones con Australianos amigables y terminar en Hammarbybacken, una de las dos urban slopes de Estocolmo.

T-Bana Medborgaplatsen.
Sí, nuestra parada es la del orgullo...
El tren que lleva a casa de Fer... Y también a Hammarbybacken.

Un remonte que conduce a tres pistas - que irónicamente, reciben el nombre de las estaciones de esquí con más fama del país - y una cinta transportadora, que sube a la pista de los tolis.
La susodicha cinta.
Night ski.

No voy a ser Travis Pastrana el primer día. Los -18C se clavan más de lo que me gustaría y el culo, me duele más de lo que conviene comentar... Pero bueno. Alguien cree en mí, alguien me apoya, alguien me anima a montarme en esa cinta una vez más, me coge de la mano y me enseña a girar, correteando tras la pendiente. Porque lo importante es que aprendamos y que de una puñetera ve, pierda el miedo.

Los deportes con pelotas nunca se me dieron bien. Pero en aquellos en los que sólo usas tu cuerpo, no tengo rival... A no ser que impliquen velocidad. Tengo equilibrio, tengo coordinación pero también, tengo un miedo que NO es normal. Si me embalo un poco, me acojono y zas! Al suelo. Irónico. El miedo a caer me derriba.

No puedes vivir con miedo.

Es verdad. No quiero seguir haciéndolo. Porque sufrir por adelantado - flashforward style - nunca llevó a nada. Por fácil que sea repetirlo, es difícil aplicarlo. Pero como Aznar, estoy trabajando en ello. Así que hoy, con 12C más que ayer... Nos hemos plantado los patines, en Brunnsivken.

Echa el peso hacia adelante, que es imposible caerte.
Tenía razón. El señor de los perritos vendía tranquilamente snacks a quien quisiera tomarse un descansillo a mitad de vuelta - sobre 22cm de hielo, junto al camino que ha trazado la quitanieves.

Las familias al completo - incluyendo niña en trineo y carrito, ambos empujados/remolcados por padres patinadores - disfrutaban de las temperaturas más afables y nosotros, como los morenos inmigrantes que somos, dábamos el cante grabando vídeos del espectáculo.
Sólo era cuestión de confiar en mí. Sólo era cuestión de pisar con firmeza. He ido sin miedo y sabes? No me he caído. Dejaremos tus pitos, para mejor ocasión :P

Cuantas más cosas así hacemos juntos, más me doy cuenta de lo que, de verdad, me hace sonreir. Hoy, al ver a la familia al completo patinando, he estado pensando mucho en lo diferente que es la infancia del average kid en Suecia frente a España.

Ayer vimos a multitud de padres que enseñaban a esquiar a sus críos. Bajaban la pequeña pendiente con el niño delante, atado con cuerdas, cual un reno. O entre sus piernas, sujetándole, bajando juntos despacito, para que perdiera el miedo y aprendiera a dar sus primeros giros sobre la nieve. Hoy, te encuentras con el tipo que patina empujando un carrito de bebé sobre el lago helado.

No sé por qué, pero me viene a la mente la imagen del típico domingo i Spanien. Con el padre que toma vermú y le compra patatas al crío, para que se calle. Es deprimente que en un país con tan buen clima falte la cultura de disfrutar al aire libre. Un picnic, pillar la bici, correr, hacer fotos, lo que sea. Serían buenas maneras de establecer vínculos paternales que no tienen sitio en el ajetreo diario. Sería más barato de entretener a los niños con la ganancia adicional de impartir una cultura menos consumista, más sana, donde se valora la libertad por encima de las posesiones. El vermú llevará, tarde o temprano, a conversaciones en torno a los mismos temas, las mismas quejas y el entretenimiento bajo del famoseo clase B o el fútbol... Mientras que un domingo al aire, donde sólo comentas cómo está el hielo o la suavidad de la nieve, te deja hambriento, relajado tras la cena y listo para emprender la semana con una gran sonrisa.

El frío es el mismo para todos. Supongo que por eso, piensa esta sociedad así.
SHARE:

5 comments

Anonymous said...

que gran entrada, me encanta tu blog...y aunq te lo recuerdo de pascuas a ramos lo seguire haciendo.
un saludo

Anonymous said...

No podrías tener más razón. Aquí hay demasiadas mall rats. Da pena ver cómo con el tiempo que hace en la calle, la gente prefiere el "todo en uno" de los centros comerciales, el ocio unificado que implica gastar lo que no se tiene. Los suecos tienen sus cosas, como sucede en todas las sociedades, pero tenemos mucho que aprender de quien sabe sacar partido incluso a un clima tan angosto como ese.

Un abrazo.

Piper said...

Me encanta tu entrada, bueno, como todas tus entradas.
Sabes? yo tb pensé esto cuando estuve visitando a Cova en Belgica, en una pista de hielo, unos papas llevaban a su niñita, que no tendría mas de 3 años, agarradita a sus manos y patinando, enseñandola ...
De repente pensé, q que difererencia ...
Yo a ir en bici, aprendí sola, no se patinar, mucho menos esquiar ... y si que es verdad q puede q mis padres me quieran muchisimo, pero lo cierto q tuve una infancia bastante independiente y solitaria.

Mil besos, y si, lo del vermú & charlas futbol & cotilleos rosas aburre ya y mucho ...

Besazo

Anonymous said...

No se debe generalizar. Mis domingos en España han sido siempre que se ha podido al aire libre y compartiendo muchas cosas como pesca, fotografía, senderismo... y cuando se pasaban en casa, palomitas y tarde de cine o juegos de mesa. Cocinábamos bizcocho y charlábamos un rato...y aún siguen siendo así

No es de donde seas, es como seas tú donde estés. A veces se tiende a juzgar a todo un país por un grupo de personas con malos hábitos.

red.is.the.new.black. said...

Totalmente de acuerdo. Ni todos los suecos son superdeportistas (que también hay mucho alcohólico encerrado) ni todos los espaöoles unos vagos catetos.

La reflexión iba más en la tónica de la segunda parte de tu post. En cómo YO he cambiado a través del tiempo y las experiencias. En cómo muchas cosas a las que antes daba muchísima importancia (i.e. como llevar zapatos bonitos)se han relativizado, dejando espacio a otras que me llenan de otra manera, me hacen sentir bien por mí misma y desconectan de los problemas diarios (i.e. con botas feas puedo caminar, patinar y pasar tiempo al aire libre, para despejarme del stress de entresemana y terminar el finde agotada pero feliz) Con esto no pretendo criticar a nadie, simplemente exponer cómo que siento.

Eres sumamente afortunada de haber crecido en esos valores... En lugar de con un padre sin otro hobby que hablar de dinero, pues es lo que valora por encima de todo.

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE