• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

18.7.12

Bossa Nova

Un día en comunión con el mar (3h de SUP & 2h de snorkel) se completa con una siesta y el paseo, como viene siendo tradicional, a Las Banderas. Donde además de esa exquisita ensalada, me esperaba una experiencia que no olvidaré jamás.

Disfrutar en primera fila, sentada en mi mesa del mejor concierto de Bossa Nova en la ciudad. El atarder, el sonido del mar, esos acordes brasileiros que de tanta calma, alegría y amor, me llenan el alma. Ser mimada por la gente del restaurante, que no sólo me atienden con el servicio más cordial, sino que se sientan a mi alrededor, a preguntar - de verdad - qué tal he pasado el día.

Le echo de menos, pero no me siento sola con tanto cariño y generosidad. Las amigas jóvenes de a mi lado comentan sus ligues, dramas y demás, mientras yo ironizo acerca de mi propia realidad, la noche cae, el concierto acaba y empezamos a hablar. De lo mucho que siento la música y de cómo se lee en mis ojos, cuando la percusión no para de sonar.

Se hacen las doce y toca (alumbrada por una pantalla de iPhone) regresar al hotel en soledad. Bajo un cielo estrellado, de brillos de purpurina sobre el azabache celestial. No hay nada como la luna nueva, en un entorno natural como el de esta mágica isla. Cambiaría el billete, pero para quedarme años a vivir a esta otra velocidad, que encuentro mucho más sincronizada con mi biorritmo natural.

SHARE:

No comments

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE