• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

1.8.13

Naranjas amargas? Mejor, en mermelada.

Supongo que será la depresión post-vacacional, combinada con el jet-lag de dormir plácidamente (en horario español) en el segundo vuelo con el que llegamos a casa. Quizás el que las cosas en la oficina no estén tan aceleradas como de costumbre tenga también algo que ver. Cuanto más tiempo libre tienes, más vueltas le das a la cabeza.

El caso es que termino a las 5 reventada, sin otra fuerza que la justa para traerme a casa, donde espera una tostada con la versión japonesa (creo que es mermelada de miel el 花の実) de esa bendita mermelada que tanto gusta a mi mamá.

Desde que tengo uso de razón, desayuna lo mismo: Descafeinado con leche y tostadas con mermelada de naranja amarga.

Supongo que es como el vino tinto, que la aprendes a apreciar cuando te haces mayor. De pequeño te sabe a rayos, de adolescente pruebas a mezclar con compañeros imposibles y al final, entiendes que se aprecia mejor en soledad, con calma, como todas las delicias de la vida.

Si por fin le veo el chiste a la mermelada, creo que ella se lo ha encontrado a su existencia. Ha pasado de autodefinirse como excéptica (excusa para ver la vida pasar) a pasarselo bomba con cada oportunidad que se le pone delante.

Me inspira el ver que a sus 68 ríe, cose, viaja, entra, sale, va, viene, ve, escucha, llama, aprende y en definitiva, vive con más intensidad de lo que (por múltiples razones) haya hecho jamás. Me deprime el no tener nada claro cuándo me llegará el día en que me cambie el chip y pase de mis inseguridades existenciales a vivir el presente como si no me quedara ningún día más.
SHARE:

No comments

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE