• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

19.7.17

Seoul - Our room in Gangnam

Urban Place Gangnam, Seoul serviced apartment
Gangnam backstreets

Siempre me llamó la atención mucho eso de que los Japoneses usaran la palabra heya「部屋」que traducen al inglés como room para referirse a su casa. Supongo que nuestra residencia en Japón era, a juzgar por las reacciones de admiración que causaba, algo muy alejado de nuestro poder adquisitivo real como asalariados de una multinacional.

Creo firmemente en el karma y en que nuestro alojamiento en Korea es el payback por los años en Japón, la suerte que tuvimos con nuestro piso de Estocolmo y mis quejas (que son cada vez menos, gracias a mis amigos y mi escuela de baile) acerca de la vida en Málaga. Una muestra de lo que es la realidad de la mayor parte de la sociedad en megacities como Tokyo o Seoul, que recuerda a ese 2008 en el que Enrique se mudó a Estocolmo y convivíamos en mis 18m2 de habitación+baño.

Bienvenidos a nuestro humilde hogar en Urban Place, Gangnam!!! Una habitación con servicio de 23.5m2 en la que el espacio no sobra, pero mágicamente es posible tenerlo todo bastante ordenado. La habilidad de aprovechar el espacio que tienen los Koreanos dejan en bragas al IKEA.

Nada más entrar en la habitación, hay un escalón que invita a descalzarse y cambiar a slippers. A la izquierda queda el armario, empotrado en el muro, que con sus mil baldas y espacios dedicados consigue mantener ordenado nuestros zapatos, paraguas, trajes y ropas para los próximos 2 meses. También hay una caja fuerte, un hueco para el hervidor y alguna puerta que nos sobra y aprovechamos de despensa. Frente al armario, pero en el lado derecho queda el baño, que sin ser enorme está bien planificado y cumple su función a la perfección.

Urban Place Gangnam, Seoul serviced apartment
Urban Place Gangnam, Seoul serviced apartment
Urban Place Gangnam, Seoul serviced apartment

Lo siguiente, junto a la puerta del baño es la cocina. No es demasiado grande, pero nos vale. Tiene lavadora/secadora (que ya es más de lo que había en Suecia). Al ser abierta, resulta bastante cómoda, una vez que superas la barrera mental de hacerte la cena al lado de la almohada. El lado positivo es que nosotros no somos de cocinar mucho – una ensalada, alguna tostada con aguacate o revuelto y poco más… - el lado negativo es la nevera - que me está arruinando el día a día.

Urban Place Gangnam, Seoul serviced apartment
Urban Place Gangnam, Seoul serviced apartment

Los que me conocéis sabéis que llevo una dieta un poco rara. Tengo un intestino bastante delicado. Me encuentro mejor cuando como principalmente cosas crudas – no recomiendo a nadie que siga mis pasos, pero yo me encuentro bien así – lo cual se complica cuando tu nevera es tamaño mini-bar: Cabe lo que veis en la imagen. Un cuarto de sandía (que tomo para desayunar), una lechuga, la botella de vino, alguna cerveza y poco más. El resto (tomates, huevos, manzanas, aguacates, setas…) lo guardamos en el armario mencionado anteriormente. El problema reside en que la capacidad de refrigerado es inversamente proporcional a la frecuencia de visitas al supermercado, con lo que termino yendo a comprar todos los días. Entre el bus, los semáforos en una avenida de 10 carriles y las compras, termino llegando a casa pasadas las 20 sin haber hecho otra cosa que levantarme, ir/volver del trabajo y comprar.

Una vida muy asian...

Urban Place Gangnam, Seoul serviced apartment

Al otro lado de la cama, está nuestra mesa-escritorio, desde la que os escribo. A la izquierda, hay una puerta blanca, tras la que se esconde un mini-trastero en el que guardar las maletas. El escritorio tiene una silla y una banqueta, en las que cenamos a la parisién. Enrique suele bajar a desayunar en el hotel, mientras yo me quedo con mi sandía. Que es mi fuente de alegría y desesperación...

Urban Place Gangnam, Seoul serviced apartment

En lo que va de semana se me ha podrido una sandía - por comprarla un día antes de poder meterla a la nevera - y una lechuga - por dejarla en el armario, pensando en que aguantaría. Supongo que esto fue lo que desencadenó mi crisis ayer. Llegué a casa exhausta, a las 7:45PM. Encontré la lechuga podrida,  tenía que llamar a un meeting de 8-9. Conseguí cenar y también dejarle la cena hecha a Enrique, a tiempo del siguiente meeting a las 10, más o menos la hora a la que él llegó a casa.

Terminamos los dos a la parisién, uno cenando y la otra berreando en inglés, hasta las 22:30. Menos mal que trabajamos en la misma empresa o esto violaría el código de conducta completamente-

Supongo que fue la sucesión de eventos. El caso es que me agobié y empecé a dudar de que todo esto fuera una buena idea. Lo bueno es que a lo largo de los años y los cambios, he desarrollado la capacidad de abstraerme, de observar la situación en tercera persona, casi a la vez que la estoy viviendo. Esto me permite analizar mis reacciones y racionalizarlas. Ayer por ejemplo, me di cuenta de que esto no sólo es normal, sino que ya lo he vivido. Mudarte a un país asiático es un shock, especialmente cuando eres incapaz de leer nada otra vez ya que los kanjis que aprendiste en Japón, pese a ser sorprendentemente útiles en China-Taiwan,  no te sirven de nada en Korea, reino del Hangeul.

Todo esto no es fácil, pero tiene un lado muy positivo, el de replantearte muchas cosas. Este tipo de oportunidades no se repiten, así que tras el bache de ayer, he decidido seguir luchando. Canalizar mis dramas en ironía y enfrentarme a este entorno loco, al lenguaje y a la nevera de la señorita Pepis. Sólo espero que Enrique no tenga que trabajar este fin de semana - ahora mismo está asignado a un turno nocturno :S - y podamos aprovechar el tiempo libre, ya que el día a día no da para mucho más.

Urban Place Gangnam, Seoul serviced apartment
SHARE:

No comments

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE