• Stockholm Stockholm
    5 year resident, to guide around the local wonders
  • French Polynesia French Polynesia
    6 islands in the South Seas
  • some image Tokyo Tour
    1-day walk around the best spots
  • Japanese Wedding Japanese Wedding
    The dark side of the rising sun
  • Skyline Hong Kong
    Skylines, bar streets, markets & islands
  • some image Fashion shopping in Tokyo
    The best souvenir of Japan is not omiyage
  • Sydney Opera Australia
    Sydney's NYE, Gold Coast & Great Barrier Reef
  • Gecko Hawaii
    Aloha nature wonders
  • Yakushima Yakushima
    Hiking the Princess Mononoke Forest
  • Ishigaki Lighthouse Ishigaki
    Okinawa's shades of blue
  • Yuki Matsuri Hokkaido
    Powder Snow Festival
  • Daikanyama Daikanyama
    Tokyo's SoHo
  • Cosplayer Comiket
    The Biggest Cosplay Event
  • Cherry Tree Blossom Hanami (花見)
    Sakura by the skyscrapers
  • Hiroshima bomb time Hiroshima
    The Bomb & Miyajima
  • top of mount fuji guide to climb Japan
    Top of Mt.Fuji
  • Kyoto & Nara Nara & Kyoto
    Ciervos nadando en lagos de roca
  • Formentera House Formentera
    Mediterranean Sun

24.8.13

Tokyo Expat Life: Getting fit with Sam (& TRX, too)


Thanks Sam, for bringing me back to life & getting me TRX:ing among other things. This may be not me right now, but is really how I feel right now (^_^)

Supongo que cambiar tu vida no conlleva más que una el deseo de querer hacerlo, de verdad. Hace unos días, leí un artículo de Mark Mason, en el que hablaba del "Fuck Yes" en psicología. Básicamente, si alguien te pregunta : Quieres hacer ...? deberías contestar sin pensar demasiado "pues claro que sí j..er". Si no es así, mejor ni lo empieces, porque no estás realmente decidido a ello.

Sean relaciones, dietas, amistades, trabajos, estudios o cambios en el estilo de vida. Sólo tendrás éxito si de verdad, estás comprometido a ello. Supongo que suena obvio, pero todos nos hundimos en mares de excusas. Especialmente, cuanto más complicada es la situación, más hábiles somos en encontrar esas excusas. Irónicamente, la mayoría de las veces, es la determinación que nos falta lo único que puede sacarte de esas situación tan complicada.

Yo y el entrenamiento. Que si el Bikram Yoga es mun lío para reservar clase, que si el Gold's Gym me cae muy lejos, que si hace calor para correr, hay visitas en casa o tengo que pasar el finde estudiando Japonés. El caso es que llevo dos años sin rutina constante ni dieta excesivamente ordenada. Tuve que tocar fondo, para darme cuenta de que quizás el único camino era empezar en serio, invertir en mí y bloquear ese tiempo como si me fuera la vida en ello.

Porque realmente, es así: Se me va la vida si no hago deporte regularmente.

A los 14 competía en aeróbic. A los 16 daba clases. A los 18 era cheerleader. A los 20 bailaba Capoeria, Jazz, Ballet y lo que me echaran. A los 22 le daba al kick-boxing. A los 25 corría medias-maratones. No soy yo, en una vida sedentaria.

Tokyo es una ciudad maravillosa, pero la cultura del Japonés es un auténtico desastre. A muchas de ellas, les gusta hacerse las débiles princesas pálidas que se desmayan de doblar un brazo aka Geisha. Estamos hablando de una ciudad donde los estiramientos se consideran una forma de adelgazamiento.
WTF.


Evidentemente, no puedes culpar a la gente de su cultura.

Entre los hombres, la cosa no va a mejor. Por mucho que sueñen con parecerse a las estrellas de cine, bronceados y fuertes como los componentes del grupo Exile:


...se ven bastante limitados por unas jornadas laborales eternas, unos trayectos en tren que lo son todavía más y una cultura donde el ejercicio no forma parte del día día, sino que es un lujo que se guarda para el fin de semana.

De ahí que me sienta bastante contenta de trabajar para una empresa sueca, que trata de proteger el equilibrio en mi vida. De ahí que sea como volver a nacer el empezar con Sam, abandonar las country mama de después de cenar y ver como tras una semana, mi cuerpo empieza a notar el cambio.

Así que para los que estéis todavía en shock por el cambio de forma durante las vacaciones, os recomiendo probar el TRX. Lo probé hace una semana y no podría estar más encantada - si lo usan los Navy Seal por algo será :D




Wanna see more? Here's TRX!

SHARE:

1 comment

E. said...

Me alegro de que hayas encontrado ese puntito que te faltaba para ponerte con ello otra vez. A mi me pasa exactamente lo mismo. Tendré que leerme también ese artículo!

© dontplayahate. All rights reserved.
DONTPLAYAHATE